Langostinos al whisky

· Dificultad: baja
· Tiempo de preparación: 20′
· Tiempo total: 55′

Este plato lo preparó Fati el fin de semana de Filomena 2021 y fue un éxito total. Tiene un sabor intenso y fantástico y sólo quieres repetir y repetir de nuevo. No pudimos evitar mojar pan y eso que nosotros somos low-carb, no te digo más.

Aún recuerdo mis primeras recetas, varias de ellas inventadas, en las que siempre utilizaba una bebida alcohólica, ya fuera vodka, ron, vino tinto, sidra, Pedro Ximénez… pero nunca había utilizado whisky, así que ya es hora de que entre esa bebida espirituosa en nuestro recetario.

Si la salsa te recuerda a algo, es porque, en realidad, estamos preparando algo parecido a una salsa americana, que queda fantástica para cualquier marisco o pescado. No sé si lo he dicho suficiente, pero ¡qué rica está la salsa!

– Para 4 personas –

Ingredientes

  • 600 g de langostinos crudos (alrededor de 40 unidades)
  • 2 cebollas rojas
  • 1 tomate mediano
  • 1 pimiento verde, 1 pimiento rojo y 1 pimiento amarillo
  • 2 dientes de ajo
  • 250 ml de nata líquida para montar
  • 50 ml de whisky
  • 1 cucharadita de pimentón picante
  • 25 g de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida

Elaboración

  1. Pelamos los langostinos y reservamos, por un lado las cabezas y las cáscaras y por otro, los cuerpos pelados. Cortamos en mirepoix las cebollas, el tomate y los pimientos y en láminas finas los ajos. Reservamos.
  2. Preparamos una sartén a fuego medio (4 sobre 10) con la mantequilla y, cuando espume, echamos las cabezas y las cáscaras de los langostinos y machacamos bien, para que salga todo el líquido del interior de las cabezas. Mantenemos durante unos 5 minutos, hasta que se hayan dorado las cabezas.
  3. Colamos el contenido de la sartén y reservamos el jugo resultante.
  4. En esta misma sartén planchamos vuelta y vuelta los cuerpos pelados de los langostinos, previamente salpimentados, y reservamos.
  5. En la misma sartén añadimos el ajo y, cuando se dore levemente, añadimos el resto de la verdura: la cebolla, el tomate y los pimientos.
  6. Pasados unos 10 minutos, cuando las verduras estén blandas, añadimos el pimentón picante, el jugo de las cabezas y removemos bien.
  7. Añadimos el whisky y flambeamos. un par de minutos
  8. Retiramos el contenido de la sartén, lo trituramos bien, para conseguir una salsa fina y lo añadimos de nuevo a la misma sartén.
  9. Incorporamos la nata líquida y dejamos que haga chup chup durante 10 minutos
  10. Rectificamos de sal si es necesario, añadimos los cuerpos de los langostinos y retiramos del fuego.

Emplatado

Para que sea un plato principal completo, lo ideal es acompañarlo con un poco de arroz cocido. En nuestro caso, le añadimos uno que sobró de un poke, con su aceite de sésamo y vinagre de arroz, que le viene de lujo.

Añade también un toque verde que le de frescor, como cilantro o cebollino (como lo preparamos durante la Filomena, nos quedamos sin nuestro cebollino, que estaba enterrado por 30 cm de nieve).

Trucos y consejos

El flambeado, que algunos no se atreven a meter fuego a la sartén, es opcional. Si no flambeas, eso sí, mantén en el fuego, al menos, 5 minutos, para eliminar el alcohol.

Si el triturado de la salsa lo haces con un robot de cocina (Thermomix o similar) la salsa quedará mucho más fina.

Si en el momento del chup chup ves que queda muy espeso, añádele algo de líquido, ya sea agua o un poco de caldo de pescado.

Donde digo langostinos, digo gambones o similar. En realidad cualquier decápodo. Eso sí, al menos que sea de tamaño medio, que unas gambas se quedarían en nada.

La salsa se puede preparar con antelación y hacer el último paso una vez que la salsa esté bien caliente.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.