Menú navideño

¡Qué ganas de que llegue la Navidad! Son unas fechas en las que aprovechas para reencontrarte con los que tienes un poco más lejos y en las que, quieras o no, vas a acabar comiendo demasiado y bebiendo más de la cuenta. Y como vamos a comer mucho, vamos a intentar comer bien.

Si eres del grupo de anfitriones o de los que, aún siendo invitado, te has comprometido a ayudar con algún manjar, ya estarás pensando en qué vas a preparar para sorprender a propios y a extraños en estos eventos navideños. Puedes tirar de lo de siempre: ibéricos, algo de marisquito, salmón ahumado y volovanes, o puedes hacer algún que otro plato sencillo, pero que añada un toque del siglo XXI a tu mesa.

En esta entrada te propongo un menú sencillo de realizar, que te permitirá tener tiempo de sobra para atender a tus invitados, pero deslumbrándoles gratamente con tus platos.

Para ello, vamos a optimizar al máximo los recursos con los que contamos en la cocina, diversificando su utilización. Es decir, para el día D, hora H, no utilizaremos más que el horno y un par de fuegos de la cocina. Durante los días previos, podemos dejar ya preparada y lista para emplatar la mayoría de las elaboraciones, con lo que nos quitamos las presiones del momento.

Entrantes para compartir

En esta época cubrimos las mesas con fuentes de entrantes como si no hubiera un mañana, y, ya, si nos cabe algo más, pasamos a los segundos. Por eso es esencial contar con entrantes que podamos tener preparados previamente y refrigerados, para que lo único que tengamos que hacer es emplatarlos… o casi lo único.

Esferas de foie

No tengo una etiqueta para los platos extra-sencillos, pero de tenerla, esta sería una de las estrellas. Es un plato que se prepara en 10 minutos y que puedes preparar un par de días antes y mantenerlo refrigerado. Si te gusta el foie (una palabra que se escribe con tres vocales y se pronuncia con las otras dos, así se las gastan en nuestro país vecino), la sencillísima unión de este placer culinario con el crocante de la almendra caramelizada, es un éxito asegurado.

Consejos

Prepara las esferas el día anterior, refrigera y el día de la cena/comida sácalas justo antes del emplatado.

Aquí la receta.

Falso cucurucho de nata y chocolate

Este primero es sorprendente y, también, muy sencillo de preparar. De nuevo, la gran ventaja es que puedes tener preparadas las tres elaboraciones con varios días de antelación y preocuparte únicamente de emplatar el día de la cena/comida navideña en cuestión. El emplatado va a hacer que tus comensales se sorprendan sin ninguna duda.

Anímate a cocinarlo y haz hueco en el frigorífico para las mangas pasteleras. Es fácil hacerte fan de esa crema de queso azul y de ese tapenade tan jugosos.

Consejos

Prepara durante los días anteriores el gel de queso, el tapenade y el polvo de ajo negro. Refrigera los dos primeros y el día de la cena/comida sácalos justo antes del emplatado.

Aquí la receta.

Primeros

Los primeros ya tienen alguna preparación durante el día de autos, no en exceso: hornear, pochar o marcar, con lo que podemos cocinar todos a la vez, emplatar de forma consecutiva y a la temperatura perfecta. Lo ideal es que los vayamos preparando cuando nuestros invitados estén a punto de llegar, para que puedas ser el alma de la fiesta y no un fantasma que pulule constantemente del comedor a la cocina.

Vieiras a la gallega

Un plato más clásico, pero no por ello menos delicioso… o precisamente por ello lo es aún más. En esta receta simplificamos mucho la preparación tradicional, lo que nos permite disfrutar aún más del fantástico sabor de la vieira. No habrá quien se resista a este maravilloso producto.

Consejos

Prepara el día anterior la cebolla confitada y refrigérala. El día de la cena/comida sácalo con 1 hora de antelación.

Aquí la receta.

Huevos trufados 90°

Cuando los probé por primera vez en el 80º flipé. Cómo unos ingredientes tan sencillos como la patata y el huevo, cuando los haces despacito y con cariño y los acompañas por unas gotas de trufa, se convierten en una bofetada que te despierta el paladar.

Consejos

Prepara durante los días anteriores la espuma de patata y el jamón al horno y refrigéralos. El día de la cena/comida sácalo con 2 horas de antelación.

Aquí la receta.

Vieira con foie y crema de calabaza asada

Este plato tiene un poco más de complejidad, pero tampoco demasiada. Es un perfecto paso previo a los segundos, más contundente y complejo en sus sabores.

Consejos

Prepara durante los días anteriores la crema de calabaza asada (que también utilizaremos en el último plato) y el aceite de albahaca. Prepara el día anterior las verduras escaldadas. Refrigera la crema y las verduras y el día de la cena/comida sácalo con 2 horas de antelación.

Aquí la receta

Segundos

Aún no nos hemos ausentado de la mesa más que para recoger y llevar a la mesa los diferentes platos. Vamos a intentar hacer algo parecido para los segundos. Está complicado pero somos capaces.

Para ello tendremos elaboraciones que nos permitan olvidarnos de ellas. Horno y crockpot serán nuestros grandes aliados.

Besugo a la espalda

Siguiendo la receta de la dorada y teniendo en cuenta la tabla de pesos y tiempos que incluí al final de ésta, podemos preparar uno de los pescados más navideños. Un buen besugo, una buena ajada y tiempo de cocción correctos, no hace falta nada más.

Consejos

Prepara las patatas un par de horas antes del evento y ten limpio y dispuesto en esa misma bandeja, el besugo. Pon a precalentar el horno al principio de la cena y, cuando lleves a la mesa el último de los primeros, mete la bandeja y programa los minutos adecuados en el horno (recuerda la tabla de pesos y tiempos).

La ajada la prepararemos mientras disponemos las raciones de besugo en cada plato.

Aquí la receta.

Crujiente de presa al Pedro Ximenez, crema de calabaza asada y parmentier de trufa

El plato final, si alguien llega, es muy sabroso. Una presa cocinada en olla de cocción lenta, una parmentier deliciosa y un crema de calabaza refrescante. Si puedes contar con una pequeña ayuda en este punto, mucho mejor, para que, mientras uno emplata el pescado, el otro monta los rollitos de presa.

Consejos

Prepara durante los días anteriores la crema de calabaza asada y la presa. Prepara el día anterior el parmentier y refrigera todos los elementos. El día de la cena/comida sácalo con 2 horas de antelación y la presa ponla en el crockpot con el modo WARM.

Aquí la receta.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.