Puerros y cebolletas al horno con pesto de tomate seco

· Dificultad: baja
· Tiempo de preparación: 10′
· Tiempo total: 45′

Soy un afortunado, lo sé. Poder disfrutar de la producción de un huerto urbano me hace sentir que soy un privilegiado. Hace unas semanas recogimos los puerros y cebolletas dulces que nos quedaban y las hemos elaborado de la misma forma porque están tan, pero tan, pero tan tan ricos…

Y no sólo el sabor, el olor que queda en la cocina es maravilloso.

Esta receta es una muy buena forma de comer verdura de forma rápida y sin estropear el producto.

– Para 4 personas –

Ingredientes puerros y cebolletas al horno

  • 8 puerros no muy gordos
  • 12 cebolletas frescas más bien pequeñas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal gruesa

Ingredientes salsa pesto de tomate seco (las medidas en tazas de té)

  • Dos tazas de albahaca fresca
  • Una taza de hierbabuena fresca
  • Una taza de tomate seco en aceite
  • Media taza de piñones
  • Media taza de anacardos
  • Una taza de queso grana padano rallado
  • Dos dientes de ajo
  • Dos tazas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal fina

Elaboración puerros y cebolletas al horno

  1. Ponemos a precalentar el horno a 180ºC (350ºF) sin ventilador y con calor arriba y abajo.
  2. Lavamos muy bien nuestras Allium, desechamos la piel más exterior y cortamos las raíces y la parte más fea de las hojas.
  3. Cubrimos la bandeja del horno con papel de aluminio, disponemos los puerros y cebolletas, añadimos un puñado de sal gorda y un chorro de aceite de oliva.
  4. Pasados 20 minutos les damos la vuelta y cocinamos otros veinte minutos.

Elaboración salsa pesto de tomate seco

  1. Trituramos en la picadora los frutos secos, el tomate seco y el ajo a velocidad media.
  2. Desechamos los tallos de las hierbas, los añadimos a la picadora y trituramos todo a la velocidad más baja.
  3. Añadimos el queso rallado y poco a poco el aceite de oliva y mezclamos suavemente a mano hasta que integre toda la salsa.
  4. Incorporamos la sal y mezclamos de nuevo a mano.

Emplatado

Sírvelos calientes y acompáñalos por la salsa.

Trucos y consejos

Para que no quede ni rastro de tierra en los puerros, un buen truco es realizar un corte longitudinal justo donde comienzan las hojas y hasta el final, colocar debajo del grifo y, manosear bien las dos partes del corte. Las hojas de puerro que desechamos para este plato, las suelo utilizar para dar sabor a mis caldos de crockpot, esos que están 24 horas con su chup chup.

Como podrás imaginar, una salsa romesco le va de lujo a este plato. Si no la hice es porque no tenía una ñora hidratada a mano. Si a la salsa de la receta le añades un tomate y lo trituras todo junto con la picadora a velocidad alta, conseguirás una salsa más líquida en la que podrás mojar directamente los puerros y cebolletas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.