Poké de salmón

· Dificultad: baja
· Tiempo de preparación: 15′
· Tiempo total: 30′

Desde que leí el artículo de el comidista sobre los pokés hawaianos, tenía el gusanillo de probar este plato tan sencillo y fresco. Pero bueno, es algo que me pasa muy a menudo, son muchas las recetas que me provocan ese sentimiento y el tiempo al final es limitado.

Sin embargo, ayer se alinearon los astros cuando estaba haciendo la compra y me acordé del poké al ver un lomo de salmón fresco con una pinta fantástica. Así que lo metí en el carro, junto con unos pimientos picantes rojísimos y el habitual cilantro que había visto al pasar por la zona de verdura fresca. No encontré aceite de sésamo en mi compra de ayer, eso significa que más pronto que tarde lo compraré y repetiré poké con otras variaciones.

Malo será que nos cansemos de este plato, porque, como dice Mikel, más que una receta concreta, se trata de una combinación de tres elementos variables.

  1. En la base, arroz blanco.
  2. Encima, pescado marinado.
  3. Y por encima, un batiburrillo de ingredientes en el que vale casi cualquier producto fresco: algas, aguacate, pepino, huevas de pescado, sésamo, cebolleta, guindilla, verduras encurtidas…

Vamos, que podremos repetir nombre de plato, pero puede que no los ingredientes.

Por otro lado, tenía un poco de miedo, porque no sé a qué sabe un poké de verdad. Ahora sigo sin saberlo, pero lo que también tengo claro es que la combinación ¡está riquísima!

– Para 4 personas –

Ingredientes

  • 600 g de lomo de salmón fresco
  • 12 tomates cherry
  • El tallo de una cebolleta fresca
  • 2 pimientos rojos picantes frescos
  • 50 ml de salsa de soja
  • 1 lima
  • 12 cebolletas rojas en vinagre
  • 1/2 pepino
  • 1 aguacate grande
  • 4 ramitas de cilantro fresco
  • 2 cucharadas de albahaca fresca
  • 2 cucharadas de alga wakame hidratada
  • 320 g de arroz jazmín
  • 8 vainas de cardamomo
  • 1 cucharada de anís estrellado
  • 50 ml de vinagre de arroz
  • Sal

Elaboración

  1. Ponemos el arroz en remojo en una cazuela, con abundante agua fría, durante unos 5 minutos.
  2. Colamos bien, repetimos la operación nuevamente y mantenemos otros 5 minutos.
  3. Volvemos a colar y enjuagamos muy bien el arroz bajo el grifo.
  4. Ponemos de nuevo el arroz en la misma cazuela y esta vez le ponemos agua fría para cubrir el arroz y un dedo más.
  5. Lo ponemos a calentar a fuego bajo, añadiéndole un poco de sal, las vainas de cardamomo y el anís estrellado.
  6. Tapamos y dejamos cocinar durante unos 15 minutos.
  7. Pasado ese tiempo retiramos del fuego y mantenemos un par de minutos para que se termine de evaporar el agua.
  8. Desechamos el cardamomo y el anís estrellado, añadimos el vinagre de arroz, removemos para que el arroz se suelte un poco y reservamos.
  9. Mientras el arroz se va preparando, cortamos dados de salmón de unos dos centímetros, la cebolleta y los pimientos rojos picantes en rodajas muy finas y los tomates cherry por la mitad.
  10. Maceramos el salmón, la cebolleta, los pimientos y los tomates en la salsa de soja y el zumo de la lima, durante no más de 5 minutos. Colamos para eliminar el exceso de líquido y reservamos.
  11. Cortamos las cebolletas en rodajas finas, el pepino en cubos (sin pelar), el aguacate en gajos y picamos grueso el cilantro fresco y la albahaca.

Emplatado

Repartimos el arroz en los boles y, por encima, ponemos lo que hemos marinado: el salmón, la cebolleta, los tomates y el pimiento rojo. Completamos con la cebolleta, el pepino el aguacate, las aromáticas y el wakame. Si tienes la habilidad requerida, utiliza palillos en lugar de cubiertos.

Trucos y consejos

Yo he seguido el consejo del experto en poké Oliver Moon, que consiste en no sobrecocinar el pescado, es decir, macerarlo unos pocos minutos (el recomienda 2 minutos de marinado). Creo que es un acierto, porque habitualmente preparamos tartar con un macerado más largo y, la verdad, es que la soja toma un sabor demasiado predominante. Con algo menos de 5 minutos, la carne del salmón ha quedado perfecta de textura, parece mantequilla, y con un sabor fabuloso.

En esta ocasión hemos utilizado salmón, pero este plato se puede preparar con atún, bonito, pez mantequilla, lubina, corvina… y del resto de ingredientes, meter un punto picante me parece indispensable y el pimiento picante fue un acierto.

Tanto el arroz jazmín como el basmati le van muy bien a este plato. El primero es algo más glutinoso, mientras que el arroz basmati es más suelto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.