Pastel de carne

· Dificultad: baja
· Tiempo de preparación: 25′
· Tiempo total: 1:10 h

El otro día compré una carne picada con la que estuve haciendo unas hamburguesas y, por alguna razón, no me gustó mucho. No sé si fue una mala combinación de carnes o que la pieza de la que la picaron no era la mejor. La cuestión es que pensé que la parte que no cociné, no me lo comería en plan hamburguesa, sino de una forma más condimentada.

Como intento no comer pasta, decidí hacer otro invento más allá de la socorrida bolognesa, y que acabó derivando en un pastel de carne. Cambié un carbohidrato por otro, en fin, que hice un pan con dos tortas.

Como ya me había liado la manta a la cabeza, me puse manos a la obra y, bueno, quedó rico. Un buen sofrito lo arregla casi todo y convierte la carne más insulsa en la más sabrosa.

Este plato tiene más pasos de los habituales, pero su complejidad sigue siendo baja y tiene sólo dos elaboraciones diferentes: la carne y el puré. No tiene ninguna dificultad.

– Para 8 personas –

Ingredientes

  • 2 dientes de ajo
  • 2 cebollas dulces
  • 1 zanahoria grande
  • 750 g de carne picada mezcla ternera y cerdo
  • 100 ml de tomate frito
  • 1 cuchara de café de orégano
  • 500 g de patatas medianas
  • 100 ml de leche entera
  • 50 g de mantequilla
  • 200 g de queso parmesano
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra

Elaboración

  1. Cortamos el ajo en rodajas y la cebolla y la zanahoria en mirepoix y reservamos.
  2. En una sartén grande, calentamos dos cucharadas de aceite a fuego medio-bajo y sofreímos el ajo.
  3. Cuando esté dorado, subimos a fuego medio, añadimos la cebolla y la zanahoria, removiendo de vez en cuando, hasta que la cebolla esté pochada, alrededor de 15 minutos.
  4. Agregamos la carne picada, removemos para que se integre todo y lo dejamos cocer hasta que la carne se haya cocinado bien.
  5. Añadimos la salsa de tomate, el orégano y salpimentamos, removiendo para evitar que se pegue, durante 20 minutos más.
  6. Desde el inicio del cocinado, habremos puesto una cazuela con agua a fuego fuerte, hasta que comience a hervir.
  7. Lavamos las patatas con agua fría y las añadimos a la cazuela, junto con la sal, bajamos a fuego medio y las cocemos hasta que estén blandas, unos 20 minutos.
  8. Mientras se enfrían las patatas, calentamos la leche a fuego medio. Pelamos las patatas, las cortamos en cubos y cuando la leche esté caliente, incorporamos las patatas y la mantequilla y retiramos la cazuela del fuego.
  9. Trituramos las patatas con un tenedor hasta que consigamos un puré cremoso y reservamos.
  10. Rallamos el queso parmesano y reservamos.
  11. Ponemos a precalentar el horno a 180ºC (350ºF) con calor arriba y abajo.
  12. En una bandeja de cerámica para horno distribuimos una capa fina de puré de patatas. Después le añadimos toda la carne, que alisamos bien con una espátula de cocina. Por último, distribuimos el resto del puré de patatas, que volvemos a alisar con la espátula de cocina y le añadimos el queso rallado.
  13. Lo introducimos en el horno durante unos 10-15 minutos, hasta que haya tomado un tono dorado y lo ponemos a gratinar 5 minutos subiendo a 200ºC (390ºF) y calor sólo arriba.

Emplatado

Esperamos a que se temple un poco, sin que llegue a enfriarse, para que se asiente y se pueda partir y servir sin hacer una escabechina.

Trucos y consejos

Este plato es bastante sabroso y también muy contundente. Muy socorrido si necesitas hacer comida para una gran cantidad de comensales, pues es bastante saciante.

El tiempo de cocción de las patatas va a variar dependiendo del tamaño de éstas: cuanto más grandes, más tiempo tardarán. El truco que no falla para saber si están cocidas es pincharlas con un tenedor y si se introduce sin ni ofrecer ninguna resistencia, es que están en su punto.

En cuanto al horneado, como digo siempre, cada horno es un mundo. Cuando lo pongas al grill, ten cuidado para que no se queme el queso. En cuanto esté dorado/marrón, apágalo y abre la puerta del horno.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.