La tortilla francesa

· Dificultad: baja
· Tiempo de preparación: 5′
· Tiempo total: 5′

Hay gente que dice que un buen cocinero es el que sabe realizar grandes platos, utilizando complejas técnicas, y hay otros que dicen que los buenos cocineros se distinguen por saber hacer un buen huevo frito, una buena tortilla francesa o unas buena lentejas con chorizo.

No sé quién tendrá razón, pero lo que es seguro es que lo que se puede llegar a disfrutar con los platos sencillos, cuando están bien elaborados, es la vuelta a la niñez y a la sencillez. Además, cuando utilizas buenos ingredientes, se agradece que no se trate de enmascarar su sabor por el mero hecho de sumar ingredientes y técnicas, que al final pueden conseguir el efecto contrario.

Esta receta es precisamente la de el comidista, una web muy recomendable y que visito bastante a menudo. Sólo decir, que si sigues sus pasos al pie de la letra, podrás disfrutar de La Tortilla Francesa, en mayúsculas.

Y por si fuera poco, es el desayuno perfecto para una dieta baja en carbohidratos, junto con una taza de nata líquida (la de montar, con toda la grasa) con un poco de café.

Por cierto, esta es la segunda receta con productos Mercadona que publico.

– Para 1 persona –

Ingredientes

Elaboración

  1. En un bol echamos los huevos, la sal y batimos, para que se mezcle bien la clara, pero sin batir con fuerza, para que no salga mucha espuma.
  2. En una sartén pequeña (la de 18 cm) ponemos la mantequilla y cuando espume echamos el huevo batido.
  3. Con el dorso de un tenedor removemos el huevo y cuando se empiece a cuajar (no tardará más de 15-20 segundos) retiramos del fuego.
  4. Ya fuera del fuego, dejamos unos segundos que cuaje un poco y con una espátula le damos la forma ovalada, empezando por las puntas. Primero las dos puntas de un lado y después las dos puntas del otro.
  5. Con ayuda de la espátula giramos la tortilla para darle la vuelta.

Emplatado

Jean Paul, en el video de el comidista, recomienda colocar un papel de cocina por encima de la tortilla, ya emplatada, para acabar de dar la forma ovalada con los dedos.

Tortilla francesa rellena de gulas y ajetes

Trucos y consejos

Lo mejor es comérsela al instante, porque la temperatura será la perfecta y porque la cremosidad del interior se disfrutará más. Es una verdadera delicia.

Importantísimo para que no se nos rompa al darle forma, una vez que hayamos retirado la sartén del fuego, el huevo ya no se debe remover más.

Yo he redescubierto este delicioso y sencillo plato, ya sea para desayunar o cenar, sencilla o rellena de gulas y ajetes, de dos o tres huevos, pero siempre siguiendo estos pasos, sale jugosa, sabrosa y saciante. Antes era más de hacer unos huevos fritos porque las tortillas me quedaban secas y sin apenas sabor. Ahora estoy deseando que llegue el momento tortilla…

Tortilla francesa con topping de grasa de jamón serrano frita

2 comentarios en “La tortilla francesa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.