Habas y guisantes con queso de Villalón

· Dificultad: baja
· Tiempo de preparación: 20′
· Tiempo total: 10′

El viernes pasado publiqué una receta que elaboré tras ver uno de los muchos vídeos de El comidista con los que alimento mis ideas. En ese vídeo, Mikel estuvo acompañado por Yotam Ottolenghi, el famoso cocinero israelí, que preparó dos sencillos entrantes, que repliqué para la cena de esa noche.

En la presente entrada publico el otro untable que enseña en el video. Uno ultra-sencillo. Al igual que en la primera receta, he hecho algún cambio de ingredientes, más por hacer aprovechamiento que por demostrar algún tipo de habilidad culinaria.

Este untable es muy fresco y el dulzor de los guisantes contrarresta las habas, algo más amargas. En todo caso, es una lección de lo que puede hacer un verdadero cocinero experimentado con cuatro ingredientes modestos. Es ¡magia!

– Para que unten 8 comensales –

Ingredientes crema de queso

  • 250 g de queso de Villalón
  • 100 ml de crème fraîche
  • 4 dientes de ajo confitado (según esta receta)
  • Sal

Ingredientes topping de habas y guisantes

  • 15 vainas de haba
  • 15 vainas de guisantes
  • 1 limón
  • 1 rama de hierbabuena
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal

Elaboración crema de queso

  1. En un bol, machacamos con un tenedor un poco de sal con los dientes de ajo confitados y después añadimos el queso y la crema agria. Debe quedar una crema espesa. Reservamos.

Elaboración topping de habas y guisantes

  1. Infusionamos, en un cazo, la piel del limón (intentando no llegar a la parte blanca, muy amarga) con unas cucharadas de aceite de oliva virgen extra, durante 10 minutos.
  2. Desgranamos las vainas de guisantes y habas y quitamos la piel de estas últimas. Las machacamos un poco con un tenedor y reservamos.
  3. Cuando el aceite se haya templado, lo echamos por encima de los guisantes y habas, salpimentamos y le añadimos la hierbabuena en juliana y el zumo del limón.

Emplatado

En un plato llano servimos primero la crema de queso y, justo encima, el topping de habas y guisantes.

Trucos y consejos

El mejor consejo es que veas el video de El comidista con Ottolenghi, para entender qué es lo que busca con un plato tan sencillo y con un número de ingredientes tan limitado. Es una lección de cocina.

Puedes comerlo con unos palitos de zanahoria, panecillos, pan de pita o directamente con el tenedor. El contraste entre la cremosidad del queso y la frescura que aportan los guisantes y las habas es ¡espectacular!

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.