Gajos de vermut

· Dificultad: baja
· Tiempo de preparación: 10′
· Tiempo total: 1:10 h

El vermut es uno de esos clásicos españoles que se están volviendo a poner de moda, como el gin-tonic o los torreznos. Y qué mejor forma de comenzar la velada que con un mordisco fresco y sorprendente.

Cuando preparas una cena de muchos platos, necesitas entrantes sencillos, rápidos de elaborar y emplatar. Este sencillo entrante aporta el buen sabor de este fantástico digestivo con una forma divertida y hará que tus comensales se sorprendan gratamente. De hecho, fue el primer entrante que servimos en la última cena que preparamos para un agradecido grupo de buenos amigos.

La idea la recogí de el comidista, aunque modifiqué el licor y, sobre todo, la cantidad de gelificante porque con su recomendación, la gelatina resultaba demasiado sólida.

– Para 8 personas –

Ingredientes gajos rojos

  • 250 ml de vermut rojo
  • 1,6 g de agar en polvo
  • 3 limones pequeños
  • Ralladura de la piel de 1 naranja

Ingredientes gajos blancos

  • 250 ml de vermut blanco
  • 1,6 g de agar en polvo
  • 3 limas
  • Ralladura de la piel de 1 limón

Elaboración

  1. Partimos los cítricos por la mitad a lo largo y les quitamos los gajos, con cuidado para no estropear ni deformar la cáscara.
  2. En un cazo echamos el vermut rojo, la piel de naranja y el agar, llevamos a ebullición a fuego medio sin parar de remover y mantenemos 3 minutos.
  3. En otro cazo echamos el vermut blanco, la piel de limón y el agar, llevamos también a ebullición a fuego medio sin parar de remover y mantenemos otros 3 minutos.
  4. Separamos del fuego y, antes de que se enfríen, rellenamos las cáscaras de los limones con el vermut rojo y las limas con el vermut blanco, las disponemos de manera que no se vierta el líquido y refrigeramos un mínimo de 1 hora.

Emplatado

Cortamos cada mitad de los limones en cuatro gajos, los de las limas en dos y servimos en una fuente.

Trucos y consejos

Mejor compra un buen vermut, es la esencia de este entrante, y, si es español, mejor. Yo utilicé dos vermut Miró, uno blanco y otro rojo reserva.

No es necesario servir frío porque el agar aguanta temperaturas altas, sácalos del frigorífico 10 minutos antes de servirlos.

Es recomendable elaborar el mismo día o el anterior, pero no dejar pasar mucho tiempo.

Tanto los limones como las limas, mételos en el frigorífico tras comprarlos, porque si los dejas a temperatura ambiente, la piel quedará muy blanda y será muy complicado cortar los gajos y que queden bien.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.