Espinacas con frutos secos y espuma de alioli de albahaca

· Dificultad: baja
· Tiempo de preparación: 35′
· Tiempo total: 35′

Estas semanas he estado poco activo en el blog porque estoy inmerso en un proyecto muy interesante para un amigo, que me está quitando el poco tiempo extra que tengo.

Hoy incluyo una receta sencilla pero muy sabrosa, que es perfecta para seguir una alimentación baja en carbohidratos (me niego a llamarlo dieta porque no es algo temporal), con crucíferas, frutos secos, frutos rojos, mantequilla, nata… en fin, un buen aporte de grasas y unos carbohidratos y proteínas justitas.

Este fue uno de esos platos que improvisé con ingredientes de larga duración que tenía en los estantes (los frutos secos y los deshidratados) y otros que ya llevaban demasiado tiempo en el frigorífico (el jengibre y la albahaca) y el congelador (las espinacas).

– Para 6 personas –

Ingredientes espinacas con frutos secos

  • 500 g de espinacas
  • 50 g de piñones
  • 15 g de mantequilla
  • 100 ml de caldo de pollo
  • 25 g de pasas sultana
  • 25 g de arándanos deshidratados
  • Jengibre fresco
  • 1 cuchara de café de curry u otra mezcla de especias
  • Sal
  • Pimienta

Ingredientes espuma de alioli de albahaca

  • 1 huevo
  • 1 diente de ajo
  • 100 g de albahaca
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 150 ml de nata líquida para montar

Elaboración espinacas con frutos secos

  1. En un cazo llevamos a ebullición el caldo de pollo junto con el curry (o cualquier mezcla de especias), retiramos del fuego y añadimos las pasas, los arándanos y unas láminas de jengibre fresco. Reservamos.
  2. En una sartén calentamos a fuego medio-alto la mantequilla y cuando espume, salteamos los piñones.
  3. Una vez dorados los piñones, añadimos las pasas, arándanos y el jengibre, que habremos colado para eliminar al máximo la humedad.
  4. Mezclamos todo el contenido de la sartén para mezclar los sabores y añadimos las espinacas ya descongeladas.
  5. Bajamos a fuego medio y movemos constantemente durante unos 5 minutos, hasta que la espinaca pierda gran parte de su humedad, pero que no se pegue ni se queme.

Elaboración espuma de alioli de albahaca

  1. En un vaso de batidora disponemos el diente de ajo, el huevo, las hojas de albahaca y una pizca de sal.
  2. Incorporamos poco a poco el aceite de oliva virgen extra, batimos sin levantar el brazo de la batidora y cuando empiece a emulsionar, vamos subiendo y bajando la batidora hasta que todo el aceite de oliva haya emulsionado.
  3. Volcamos el alioli en un bol, añadimos la nata y mezclamos suavemente con una espátula.
  4. Pasamos la mezcla por un colador fino, llenamos el sifón y agregamos dos cargas.
  5. Reservamos en frío hasta el momento de servir.

Emplatado

Servimos las espinacas en un plato llano, agitamos enérgicamente el sifón y vertemos la espuma de alioli a un lado.

Trucos y consejos

Las texturas que tenemos que conseguir son unas espinacas ligeramente crujientes en los bordes y el resto: los piñones, las pasas, arándanos y el jengibre, suaves y muy blandos.

Lo mejor es no mezclar las dos elaboraciones en el plato, para que las espinacas y los frutos secos no se humedezcan de más hasta que no nos lo vayamos a llevar a la boca.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.