Espagueti de calabacín, verduras y pesto

· Dificultad: baja
· Tiempo de preparación: 15′
· Tiempo total: 20′

Esta semana, durante la comida en el trabajo, unos compis estaban hablando sobre qué iban a cocinar esa noche para cenar. Como estas semanas estoy bastante liado, la verdad es que apenas he dedicado tiempo a pensar sobre eso, simplemente cocinaba una cena sencilla y listo.

Andrés, siempre tan asentado en lo low-carb, empezó a hablar de un plato con calabacín y recordé el que había comprado el día anterior, junto con otras verduras, para hacer una crema sencilla. Entonces, esa parte del cerebro que tenía al ralentí desde hacía un par de semanas, empezó a engranar una marcha… me vino a la cabeza el pequeño reproche «ya nunca comemos pasta» y sólo tuve que unir una idea con la otra.

En cuestión de segundos, mi cabeza pasó de unos espagueti de calabacín al aglio e olio a unos espagueti de calabacín con brócoli rehogado y finalizó con unos espagueti de calabacín con pesto. Un plato completo y sencillísimo. Un perfecto ejemplo de alimentación low-carb, con su alto contenido en vegetales (el calabacín, el bimi, el tomate, la piparra y el cilantro) y grasas (los frutos secos, el queso y el aceite de oliva virgen extra).

– Para 4 personas –

Ingredientes salsa pesto (las medidas en tazas de té)

  • 2 tazas de cilantro
  • 1 taza de tomate seco en aceite
  • 1/2 taza de nueces de macadamia
  • 1/2 taza de anacardos al natural
  • 1 piparra
  • 4 dientes de ajo confitados (según esta receta)
  • 1 taza de queso grana padano rallado (mejor rallado por nosotros)
  • 1 taza de aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Ingredientes principales

  • 1 calabacín
  • 1 manojo de bimi
  • 12 tomates cherry
  • 25 ml de salsa de soja
  • Sal gorda

Elaboración salsa pesto

  1. Trituramos en la picadora el cilantro, el tomate seco, los frutos secos, la piparra y el ajo a velocidad media.
  2. Añadimos el queso rallado y poco a poco el aceite de oliva y mezclamos suavemente a mano hasta que integre toda la salsa.
  3. Incorporamos la sal y mezclamos de nuevo a mano.

Elaboración principal

  1. Cortamos la base del bimi, con ayuda de un cortador de verduras en espiral, el calabacín y hacemos unos cortes en cruz en la base de los tomates cherry.
  2. Ponemos un cazo con agua a fuego fuerte (10 sobre 10). Cuando hierva, bajamos a fuego medio (5 sobre 10), le añadimos un puñadito de sal gorda y removemos.
  3. Escaldamos los cherries 30 segundos, los retiramos e introducimos en agua con hielo, para cortar la cocción.
  4. Pelamos los tomates con ayuda de una puntilla y los introducimos en una bolsa de zip con la salsa de soja, cerramos bien y dejamos que la ósmosis haga su trabajo durante medio hora.
  5. Escaldamos el bimi durante 1 minuto, lo retiramos e introducimos en agua con hielo. Escurrimos y cortamos las flores y, en trozos pequeños, el tallo.
  6. Escaldamos los espagueti de calabacín durante 2 minutos, retiramos y escurrimos el agua.

Emplatado

Disponemos una base de espagueti de calabacín, tres cherries por plato, el bimi y, por encima de todo, unas cucharadas del pesto.

Trucos y consejos

El tomate osmotizado en soja es un inventazo que antes hacíamos constantemente, fue nuestra época del tomate ensojado. Le va de lujo a cualquier plato frío en el que quieras destacar y potenciar el sabor del tomate.

El hecho de introducir las verduras en agua con hielo después del escaldado, tiene su sentido. Por un lado, mantenemos el color intenso de la verdura y, por otro y más importante, la verdura queda más enterita y al dente.

El bimi se puede sustituir perfectamente por unas flores de brócoli o unos espárragos verdes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.