Ensalada en salsa de mozzarella

· Dificultad: baja
· Tiempo de preparación: 15′
· Tiempo total: 40′

Ya de vuelta en casa, después de unas (creo que) merecidas vacaciones, en las que no habré cocinado más de dos días.

Ahora llego a casa y tengo que retomar la rutina y empezar a cocinar. Cosas sanas, a ser posible. Productos frescos, vamos.

Como lo que más apetece en estos momentos son cosas fresquitas y yo soy de los que trata de variar las ensaladas que hago, fui a hacer la compra con esta idea en la cabeza. Quería hacer una ensalada con una base de mozzarella y contraste de sabores dulces, salados, ácidos… todo desde la zona de frescos y aprovechando algún que otro producto de mi huerta (remolacha) y de la de mis padres (ciruelas amarillas).

Hasta que no tengo todo en la cocina, no tengo claro cómo va a acabar esa idea inicial. Deshecho ingredientes y me hago con otros que no tenía previstos inicialmente y al final… pues sale algo, que en este caso me sorprendió por lo rico que estaba.

– Para 4 personas –

Ingredientes

  • 2 bolas de mozzarella de 125 g
  • 50 ml de leche entera
  • 12 tomates cherry
  • 1 tomate rosa
  • 20 ml de salsa de soja
  • Sal en escamas con pimentón
  • 200 g de lentejas cocidas
  • 1 remolacha mediana
  • 1 piparra
  • La piel de medio limón
  • 2 zanahorias
  • 20 pistachos
  • 2 aguacates
  • 4 ciruelas claudias
  • 4 ciruelas amarillas
  • 1 puñado de brotes de lechuga variados
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal maldon

Elaboración

  1. En un cazo ponemos a calentar la leche a fuego medio y, cuando esté caliente, añadimos las bolas de mozzarella. Removemos mientras se va derritiendo el queso, salpimentamos y, cuando se haya derretido, reservamos en frío.
  2. Cortamos los tomates cherry en octavos y el tomate rosa en rodajas y los infusionamos durante 20 minutos con salsa de soja y la sal en escamas con pimentón.
  3. En un recipiente aliñamos las lentejas con aceite de oliva virgen extra y sal maldon y reservamos.
  4. Cortamos en pequeños dados la remolacha, en rodajas finas la piparra, en bastoncitos finos la piel del limón y reservamos.
  5. Pelamos y cortamos en rodajas de un dedo las zanahorias y cortamos cada rodaja por la mitad. Escaldamos un par de minutos y reservamos.
  6. Pelamos los pistachos y reservamos. Si es necesario, escaldamos unos segundos para quitar mejor la piel.
  7. Cuando la salsa de mozzarella ya esté fría, cortamos los aguacates en dados grandes y las ciruelas en pequeños dados.

Emplatado

En un plato hondo, colocamos dos láminas de tomate rosa, encima del tomate la cuarta parte de las lentejas y, encima de las lentejas los bastoncitos de la piel de limón.

Alrededor disponemos el aguacate, los tomates cherry, la zanahoria, las ciruelas, los pistachos y la piparra.

Vertemos la salsa de queso con cuidado y por encima colocamos la remolacha.

Regamos con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y sal maldon.

Por último colocamos unos brotes de lechuga en el centro.

Trucos y consejos

La ventaja de estas ensaladas, es que puedes variar cualquier ingrediente… son totalmente anárquicas. Depende de lo que encuentres ese día en el mercado.

La sal en esquemas con pimentón se puede sustituir por sal normal y un poco de pimentón dulce, aunque me gusta utilizar esta sal por su profundo sabor ahumado.

La salsa de soja con que se infusionan los tomates amplifica su sabor enormemente, pero, aún así, añádele unos tomates cherry en rama o similares. Su sabor es más potente.

Intenta hacerte con aguacates cremosos y en el punto perfecto de maduración para esta receta, es uno de sus puntos fuertes.

Si te gusta el picante, atrévete con unas guindillas picantes, en lugar de las piparras, o incluye unas gotas de tabasco en el aliño de las lentejas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.