Ensalada de lentejas

· Dificultad: baja
· Tiempo de preparación: 15′
· Tiempo total: 15′

Parece mentira, las dos últimas semanas nos han acostumbrado a unas temperaturas más parecidas a las del final de la primavera, que a la época en la que nos encontramos realmente.

Y es por eso, por lo que ya hemos empezado con las ensaladas de manera rutinaria. Además, nos hemos propuesto un reto, que consiste en cocinar utilizando, al menos, tres elementos que lleven acumulados en el armario demasiado tiempo.

En esta receta hemos recuperado unas frutas deshidratadas (ciruelas, dátiles y orejones) y unas lentejas de bote que llevaban con nosotros eso… más tiempo del prudencial. Y hemos pensado hacer un plato con toques árabes y con un contraste de sabores dulces, salados y ácidos.

De todas las legumbres, mi favorita para hacer ensaladas es esta, la lenteja. Siempre da como resultado una ensalada tremendamente fresca y sabrosa.

– Para 4 personas –

Ingredientes

  • 2 bolas de mozzarella de 125 g
  • 2 aguacates maduros
  • 1 tomate rosa grande
  • 3 chalotas
  • 200 g de lentejas cocidas
  • 1 piparra
  • 3 ciruelas pasas
  • 4 orejones de albaricoque
  • 4 dátiles
  • 1 zanahoria
  • 1 cucharadita de especias morocco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal maldon

Elaboración

  1. Abrimos las lentejas, las ponemos en un colador fino y las lavamos con agua templada.
  2. Cortamos el tomate rosa y los aguacates en rodajas medianas, las frutas deshidratadas, las chalotas y la piparra en rodajas finas y la zanahoria en brunoise. Reservamos.
  3. Rompemos la mozzarella en trozos pequeños con las manos.
  4. Preparamos un aliño con las especias morocco, el aceite de oliva y la sal. Emulsionamos bien.
  5. En un bol mezclamos bien todos los ingredientes con el aliño anterior.

Emplatado

Como hemos mezclado todos los ingredientes con el aliño, lo único que queda es servir en una fuente y ¡¡a comer!!

Trucos y consejos

La ventaja de estas ensaladas, es que puedes variar cualquier ingrediente… son totalmente anárquicas. Cambia las lentejas por unos garbanzos, la chalota por cebolla tierna, el tomate rosa por un par de kumato, las ciruelas pasas por uvas pasas… ¡la entropía al poder!

Intenta hacerte con aguacates cremosos y en el punto perfecto de maduración para esta receta, es uno de sus puntos fuertes.

Si te gusta el picante, atrévete con unas guindillas picantes, en lugar de las piparras, o incluye unas gotas de tabasco en el aliño.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.