Ensalada de colores

· Dificultad: baja
· Tiempo de preparación: 10′
· Tiempo total: 35′

¡Por fin! ¡Qué ganas de que llegara el calor y el buen tiempo que tiene que hacer a finales de junio!

Ahora que ya estamos contentos y antes de empezar a quejarnos del calor, podemos hacer esas ensaladas fresquitas, con contrastes de sabores, sencillas de hacer y muy agradecidas. La combinación de colores de esta, además, la hacen muy vistosa.

Hoy en día te puedes encontrar en tu frutería o en tu supermercado una variedad tal de alimentos que incluir en una ensalada, que te puedes permitir no hacer la misma dos veces en todo el verano. Hay que atreverse a innovar y hacer pequeños cambios, ya sea usando una variedad diferente de tomate, distintos aceites infusionados, frutos secos, especias, encurtidos, hierbas aromáticas… cambios sutiles (o cambios brutales) que producen grandes diferencias de sabor.

– Para 4 personas –

Ingredientes

  • 1 aguacate
  • 10 tomates cherry de varios colores
  • 1 bola de mozzarella de 125 g
  • 1 huevo campero
  • 2 dientes de ajo negro
  • 1 cuchara sopera de piñones
  • 1 cuchara sopera de pipas de calabaza peladas
  • 6 o 7 cebolletas rojas en vinagre
  • 1 pepinillo en vinagre (siguiendo esta receta)
  • 1 hoja de albahaca
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Especias marroquíes (yo utilizo esta o esta)
  • Soja
  • Sal maldon

Elaboración

  1. Cortamos los tomates por la mitad y los infusionamos durante 30 minutos con salsa de soja, las especias marroquíes y una hoja grande de albahaca.
  2. Ponemos un cazo con agua a fuego fuerte, cuando empiece a hervir introduce el huevo y cocemos durante 9 minutos exactos, de manera que la yema quede casi perfectamente cuajada. Lo introducimos en agua con hielo, para cortar la cocción y lo pelamos.
  3. En una sartén, a fuego medio, echamos unas gotas de aceite y doramos muy levemente los piñones y las pipas de calabaza.
  4. Cortamos el huevo, el aguacate y la mozzarella en dados, el pepinillo en vinagre y el ajo negro en rodajas muy finas y las cebolletas en octavos.

Emplatado

En una bandeja con cierto fondo, colocamos los dados de aguacate y mozzarella. Regamos con aceite de oliva virgen extra y sal maldon.

Desechamos la hoja de albahaca, escurrimos los tomates y los colocamos, junto con las cebolletas, entre los huecos que hemos dejado en la base del plato.

Añadimos las rodajas de de pepinillo y de ajo negro encima de los elementos anteriores y, por último, distribuimos los piñones, las pipas y el huevo cocido.

Trucos y consejos

El truco es conseguir el contraste de sabor entre la base, untuosa y cremosa (aguacate, mozarella y aceite), un toque especiado muy profundo (los tomates infusionados) y el frescor crujiente de los ingredientes en vinagre (pepinillos y cebolletas). El ajo negro aporta un sabor único, el huevo un extra de cremosidad y los frutos secos, otro toque crujiente.

Intenta hacerte con aguacates cremosos y en el punto perfecto de maduración para esta receta, es uno de sus puntos fuertes.

La soja con que se infusiona los tomates amplifica su sabor enormemente, pero, aún así, añádele cherry en rama. Su sabor es más profundo.

El ajo negro es opcional, para el caso de que no te convenza su sabor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.