Cuscús de verduras de aprovechamiento

· Dificultad: baja
· Tiempo de preparación: 10′
· Tiempo total: 25′

Continuamos con plan ahorrador y de aprovechamiento de todo lo aprovechable. Y no sólo eso, sino que seguimos haciendo limpieza y vaciado del contenido de los armarios. Y encontramos otro de esos productos que compraba antes de comenzar con mi alimentación low-carb, en este caso una caja de cuscús con especias de un conocido supermercado francés.

Antes lo cocinaba con frecuencia y sin pudor, porque, claro, es un alimento supersano y tal… en fin, sin tener en cuenta que este cereal es un polisacárido (una cadena de azúcares) que al ingerirse provoca un pico de insulina, que estimula la glucogenogénesis e inhibe la glucogenolisis. Hablando en plata, o gastas el enorme aporte energético que estás consumiendo en ese momento (que quizás lo consigas si estás corriendo una maratón con el bol en la mano), o lo acumulas en los depósitos creados a tal efecto: los adipocitos. Es decir, tejido adiposo. Tejido graso. Lorzas.

Como actualmente hemos bajado muchísimo el consumo de azúcar, la añadida al no consumir apenas comida procesada, ni en forma de hidratos, somos menos insulino-resistentes y podemos permitirnos comer de vez en cuando algún hidrato con menos consecuencias negativas para nuestro cuerpo.

Por eso, al no estar en modo talibán, decidimos hacer este plato para aprovechar las verduras de nuestro caldo de pollo en crockpot. De esta forma, con los ingredientes sobrantes de este caldo y con cuatro cosas más, podemos elaborar otros platos deliciosos: ropa vieja, samosas y este mismo plato.

El cuscús lo preparé según la receta de la caja… que no tiene nada que ver con la forma en que lo elaboran en su tierra de origen, donde se cocina al vapor en varias tandas. Seguro que no está tan rico como hecho de la manera tradicional, pero, de verdad, este plato queda muy bien y muy sabroso.

– Para 4 personas–

Ingredientes

Elaboración

  1. Ponemos 250 ml de agua a hervir.
  2. Disponemos el cuscús en un bol y cuando el agua rompa a hervir, la añadimos al cuscús.
  3. Lo dejamos reposar 7 minutos y removemos con cuidado para separar bien los granos y que no se apelmacen.
  4. En una sartén a fuego bajo (3 sobre 10), añadimos una cuchara de aceite y ponemos a dorar los piñones.
  5. Cortamos el puerro y la zanahoria en rodajas de 1 cm aproximadamente.
  6. Cuando se hayan dorado los piñones, añadimos el puerro, la zanahoria y salpimentamos.
  7. Añadimos el cuscús a la sartén, echamos el caldo por encima y mantenemos 15 minutos.

Emplatado

Dejamos reposar unos minutos en una fuente tapada con un trapo de cocina y servimos caliente.

Trucos y consejos

Seguramente sea mucho más sano utilizar sémola de trigo duro y especiar por nuestra cuenta. Cuanto menos procesada esté la comida, mejor. Para esto, hay que hacer un pequeño cambio:

  1. En un cazo ponemos 250 ml de agua junto con una cucharadita de las siguientes especias secas: clavo, jengibre, pimienta de cayena y pimienta negra. Una cucharadita de cilantro fresco, unas hebras de azafrán, una rama de canela, una hoja de laurel y sal.
  2. Tapamos el cazo, llevamos a hervir a fuego medio (5 sobre 10) y mantenemos unos 10 minutos.
  3. Este será el agua que echaremos por encima de la sémola, manteniendo el resto de pasos.

El sabor especiado de este producto, unido al profundo sabor de las verduras que han permanecido 24 horas dentro del caldo, no tiene precio. Tremendo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.