Crema verde, champiñones y parmesano

· Dificultad: baja
· Tiempo de preparación: 15 ‘
· Tiempo total: 35 ‘

Después de un fin de semana en el que cometimos bastantes excesos culinarios, lo que nos pide el cuerpo son cenas ligeras. Nos pasa un poco como al cliente del Grand Hotel al que Guido sirve salmón, ensalada y vino blanco en La vida es bella. Sólo pensar en cosas grasas, nos quita el hambre.

Es por eso por lo que fui a ver a mi frutera de confianza e hice acopio de verduras y frutas como si no hubiera un mañana.

Porque no sólo de verduras vive el hombre y hay que añadirle algún toque de gracia, incorporamos unas láminas ligeras de queso y otras tantas de champiñón, que, como todo, sabe mucho mejor cuando se cocina con mantequilla. Que los franceses no son tontos y si la utilizan tanto, por algo será.

En esta ocasión, no como en esta otra receta, utilicé Thermomix para dejar la crema mucho más fina y, la verdad, merece la pena.

– Para 4 personas –

Ingredientes

  • 1 brócoli
  • 1 calabacín
  • 2 puerros
  • 1 l de caldo de carne
  • 6 champiñones
  • 25 g de parmesano
  • 6 vainas de guisantes
  • 1 nuez de mantequilla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra recién molida
  • Sal

Elaboración

  1. Cortamos los ramilletes del brócoli y, en rodajas, el tronco de éste, el puerro y el calabacín. Reservamos 16 pequeñas flores del brócoli para después.
  2. Calentamos una cazuela con dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra a fuego medio (6 sobre 10).
  3. Cuando el aceite esté caliente, rehogamos el puerro durante unos 5 minutos y le añadimos el calabacín.
  4. Sin parar de remover, pasados otros 5 minutos añadimos el brócoli (menos las pequeñas flores que hemos reservado).
  5. Tras 5 minutos más, añadimos el caldo de carne. Si el líquido no cubriera las verduras, añadiremos un poco de agua.
  6. Subimos a fuego alto (9 sobre 10) y, cuando rompa a hervir, tapamos y bajamos a fuego bajo-medio  (4 sobre 10) durante unos 15 minutos.
  7. Mientras tanto, cortamos en láminas muy finas los champiñones, vaciamos las vainas de los guisantes y, con el rallador, obtenemos lascas del parmesano.
  8. En una sartén a fuego medio (6 sobre 10) ponemos la mantequilla y cuando espume echamos el champiñón y las flores de brócoli que habíamos reservado..
  9. Damos la vuelta a las láminas de champiñón cuando se doren bien por un lado y, cuando estén dorados por ambos lados, retiramos junto con las flores de brócoli, y dejamos reposar en papel absorbente.
  10. Una vez cocida la verdura, retiramos del fuego y le pasamos la batidora hasta que quede una crema suave.

Emplatado

Servimos un par de cazos en una taza grande/bol.

Por encima colocamos los champiñones y las flores de brócoli salteadas, las lascas de parmesano y los guisantes.

Trucos y consejos

Si en lugar de una batidora normalita, tienes un robot de cocina (Thermomix o similar), mejor, porque la crema de verduras quedará mucho más fina y homogénea.

Puede que sea muy pesado, pero es importante saltear los champiñones con mantequilla, les aporta un sabor ¡brutal!

Si no tienes brócoli, puedes añadir coliflor o romanesco, la cuestión es tirar de crucíferas.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.