A la rica soupe d´oignon Mercadona

· Dificultad: baja
· Tiempo de preparación: 20′
· Tiempo total: 7:20 h

París es maravilloso, fantástico y todo lo que tú quieras. Pero su sopa de cebolla es lo más de lo más… perdón lo plus de lo plus.

Uno de los mejores recuerdos culinarios que traje de este viaje, fue precisamente uno de los más sencillos, sobrios y asequibles. Con poquísimos ingredientes, todos de andar por casa, preparas un platazo que, a mí, me evoca el concurrido barrio latino. Otro platazo que parece hecho a medida para la crockpot.

– Para 6 personas –

Ingredientes

Elaboración

  1. Encendemos la crockpot en ALTA.
  2. Dividimos la mantequilla en pequeños cubos, la ponemos en la olla de cocción lenta y tapamos.
  3. Cortamos la cebolla en rodajas finas y, cuando la mantequilla esté fundida, la añadimos a la crockpot.
  4. Salpimentamos y cocinamos durante 4 horas en ALTA, removiendo cada hora para que no se queme la más cercana a las paredes.
  5. Pasado el tiempo de cocción, añadimos la harina y removemos bien para integrarla.
  6. Agregamos el vino blanco y el caldo, mezclamos y dejamos que se cocine durante 3 horas en ALTA.
  7. Cortamos el pan cristal en rodajas finas y lo introducimos en el horno precalentado a 180ºC (350ºF) hasta que esté dorado y crujiente.
  8. Una vez finalizado el tiempo de cocción de la sopa, rectificamos de sal y pimienta, si es necesario.

Emplatado

Servimos la sopa en cuencos para horno, el típico bol que te ponen en todos los rincones de París.

Lo cubrimos con una capa de pan tostado y rallamos una buena cantidad de queso por encima.

Lo introducimos en el horno, previamente precalentado a 200ºC (390ºF) hasta que se derrita el queso, 2 o 3 minutos a lo sumo.

Trucos y consejos

El truco de esta receta no es más que hacer sudar a la cebolla en un mar de mantequilla y que haga chupchup con un buen caldo.

Las rodajas de pan deben ser finas, que, si no, se hunden irremediablemente en la sopa y el objetivo es que sirvan de soporte a la ralladura de queso.

Por supuesto, lo ideal es un caldo casero, pero el de brick simplifica mucho la receta. Además, este de Mercadona, está muy conseguido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.